• Terapia Gestalt


  • Otra de las herramientas que utilizo en mi trabajo como coach es la Terapia Gestalt. Y ¿por qué Terapia Gestalt?. Porque es una psicoterapia humanista que dota a la persona de recursos y herramientas para vivir una vida plena, que permite el cambio y la transformación.
    Con la que la descubrí que algo nuevo es posible. Porque con ella comencé a transformar mi vida y a recuperar ese contacto tierno y amoroso conmigo misma un día perdido; tan necesario y terapéutico en un proceso de crecimiento personal y de cambio.
     

    POR SU ENFOQUE INTEGRAL DEL SER HUMANO 

    La terapia Gestalt ve a la persona en su “totalidad”, contemplando sus aspectos corporal, mental y emocional.
    Mi trabajo abarca también estas áreas; contemplar uno sólo de estos aspectos es dejar de lado parte de la persona, sesgarla. Y desde este enfoque ayudarte a  “vivir conectados” y acompañarte a mirar más allá del síntoma, más allá de tu dificultad, teniendo en cuenta el contexto en el que se está produciendo para comprenderla y transformarla.
     

    POR SU ENFOQUE CENTRADO EN EL “AQUI” Y EN EL “AHORA” 

    Es desde el momento presente del que partimos para atender y comprender lo que está sucediendo. Exploraremos desde tu dificultad cómo y qué dinámica la mantienen en este momento de tu vida. Tomar conciencia de ti mismo, de qué y cómo haces ahora y lograr cambios profundos y duraderos en tu bienestar personal.
    Trabajaremos en tu presente, lo más real, para ir a las causas de tu malestar. Iremos descubriendo juntos el origen de tu dificultad y al mismo tiempo  atenderemos las heridas del pasado que puedan estar interfiriendo ahora en tu bienestar.
     

    POR SU ENFOQUE SOBRE LA RESPONSABILIDAD CON UNO MISMO

    La responsabilidad vista como la “habilidad” para responder ante mi vida, y no como un deber, una obligación. La Terapia Gestalt promueve el autoapoyo y te permite tomar contacto con tus propias capacidades y recursos para que seas tú quien tome tus propias decisiones, aumentando la comprensión de ti mismo y tus relaciones.
    En definitiva, que seas tú mismo quien se haga cargo de tu propio bienestar, de tu vida.